Soledad

Oscuridad. Silencio.

Fijo la mirada en ninguna parte, y en ninguna parte me fijo. La habitación está a oscuras, no veo nada a mi alrededor, solo la inmensidad de mi soledad, el vacío de mis pensamientos. Mi respiración parece ser el único sonido capaz de romper con la angustiosa armonía del silencio creado.

Me agobio, y cada vez es más fuerte el retumbar de mi exhalación. El cuarto se hace más pequeño y las paredes parecen menguar con cada pregunta que lanzo desde y hacia mi interior, mi vacío. Qué majestuosidad la de la noche.

Parece que tengo delante un muro en donde chocan mis reflexiones, la misma y cruda realidad. Pienso en todo lo que no fui capaz de hacer o de decir, el beso que no di, la frase que no dije, el proyecto que no llevé a cabo o el fracaso que todavía no he superado. Y detrás de todo esto me veo a mí, solo, pensando y haciendo del sueño un letargo para no despertar, para no enfrentarme a lo que hay fuera.

Aquí, en la soledad de mi yo, suplico una respuesta para mi pregunta existencial, desearía poder hacer mi propio camino. Tengo la sensación de que me ahogo en las expectativas de otros.

Pero no hay nada…

Poco a poco voy espantando las ideas de mi mente, enciendo la luz, solo ha sido una pesadilla en vida más, trataré de dormir para olvidar algo de esto que llaman existencia.

Lo siento por hacer preguntas incómodas o reflexiones moribundas, cuando no tomo un café antes de dormir sueño demasiado. Y como dijo un sabio :

que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s