Incomprendido

No sé despertar de este sueño en el que las horas son suspiros y los momentos gotas de lluvia. Para qué dar la media vuelta si vienen todos de frente al acantilado, ¿seré el único descarriado que ha entendido el truco? ¿serán los demás parte de ello?

No me convence pensar que somos el experimento de alguien. Y de ser así, cuándo se cansará ese alguien, qué fecha de caducidad tiene una raza. Somos el capricho de ese devenir popular y erróneamente llamado destino, como disfraz de, mejor llamado, la consecuencia de nuestros actos, hijos malditos de la historia decía una “loco”.

Nacemos, crecemos, nos esclavizamos, morimos y morimos.

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s